Kéfir | Qué es, beneficios, propiedades y cómo tomarlo

 Kéfir | Qué es, beneficios, propiedades y cómo tomarlo

¿Has probado alguna vez el kéfir? Es la última innovación en alimentación saludable. Es una bebida cremosa similar al yogur, cargada de múltiples beneficios y propiedades.

Antibacteriano, antioxidante, depurador y además, refuerza el sistema inmunológico. Conócelo todo acerca de este fantástico superalimento y hasta te enseñamos a elaborar tu propio kéfir casero.

¿Qué es el Kéfir?

También denominado búlgaros, es una bebida fermentada compuesta por un conjunto de bacterias probióticas y levaduras, en una matriz de azúcares, lípidos y proteínas. Tiene un color blanquecino similar al que presenta el yogur líquido.

Recibe el nombre de kéfir debido a la matriz polisacárida que le envuelve denominada kefirán. Existen dos tipos; de leche y de agua, que los veremos a continuación de forma más detallada. El más popular es el de leche, aunque el de agua está ganando cada vez más consumidores.

En cuanto a su valor nutricional es una alimento muy completo. Su perfil nutricional va a depender si es elaborado a partir de de agua o de leche, así como de la calidad de esta. De forma genérica nos aporta minerales como hierro, fósforo y magnesio, vitamina B y K, además de aminoácidos esenciales

Después de ver qué es el kéfir, vamos con los diferentes tipos que existen en el mercado.

Tipos de kéfir

Existen dos tipos de kéfir, aunque cabe destacar que las propiedades son muy similares en ambos casos;

1. Kéfir de leche

Es el más popular con diferencia, su uso tan comercializado es debido al parecido que guarda al yogur batido. El hongo de este alimento se nutre de leche de vaca o de cabra.

La principal diferencia con el yogur es la fermentación con diferentes bacterias, además que en el kéfir se produce una pequeña cantidad de alcohol y CO2, por lo que resulta algo gaseoso.

2. Kéfir de agua

El de agua es menos común que el anterior, pero cada año gana más adictos, sobre todo en aquellas personas que son intolerantes a la lactosa.

Este kéfir no necesita lactosa para fermentar, utiliza el azúcar que se le agrega al agua para desencadenar la fermentación.

No olvides que este alimento es también perfecto para introducirlo en tu dieta vegana o vegetariana.

Propiedades

El kéfir presenta una multitud de propiedades beneficiosas para nuestra salud en cuanto al tránsito intestinal, facilitando la digestión y problemas de estreñimiento.

También tiene propiedades regeneradoras de la mucosa del estómago y resulta muy útil usado de forma tópica, para tratar problemas cutáneos como los eccemas.

En este último año, se ha realizado un estudio científico en animales, que asegura que el kéfir tiene propiedades antioxidantes y antienvejecimiento, aunque estos datos no han sido demostrados en el ser humano.

Beneficios

Gracias a la incorporación de este alimento en nuestra dieta, podemos obtener una gran cantidad de beneficios, entre los que destacamos:

1. Antibacteriano

Uno de los beneficios del kéfir más conocido es su potente acción antibacteriana, gracias a la presencia de la bacteria probiótica denominada el Kefiri Lactobacillus, presente exclusivamente en esta bebida.

2. Protector del organismo

El kéfir también protege el organismo de agentes patógenos y toxinas perjudiciales.

El consumo de este alimento es muy útil para mantener el sistema digestivo sano y un correcto funcionamiento de este.

3. Potencia el sistema inmunológico

Gracias a los beneficios del kéfir, tendremos una protección adicional sobre nuestro sistema inmunológico.

Debido a la toma de antibióticos o en época de estrés, es muy común que nuestro sistema inmune se encuentre debilitado, y con este fantástico alimento prepararemos nuestras defensas.

Estos son los 2 beneficios del kéfir más conocidos, aunque existen muchos más.

Depura el cuerpo de antibióticos químicos, metales pesados, sales, ayudándote a encontrar el bienestar contigo mismo.

Ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre.

¿Cómo tomarlo?

Es una bebida con un valor nutricional muy elevado, que puede tomarse en cualquier momento del día.

1. Hazte un rico batido de frutas para merendar

Echa 300 ml. de kéfir de leche o de agua a un recipiente, añádele tu fruta de temporada preferida, una pequeña cantidad de cereales y termina dándole un toque exquisito con uno de nuestros saborizantes naturales.

2. ¿O prefieres una deliciosa crema de calabacín calentita con kéfir para este otoño?

En un recipiente grande, añade 3 calabacines ya cocidos, 200 ml de kéfir de leche, 50 gr de queso 0%, una cucharada de mantequilla de cacahuete, una pizca de sal y aceite.

3. También puedes bebértelo directamente

Simplemente añádele una cucharada de sirope de agave, stevia o miel para endulzarlo de forma natural, ya que tiene un sabor un poco ácido.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.