Así se prepara el Dalgona Candy, la receta que hizo famosa la serie El Juego del Calamar

 Así se prepara el Dalgona Candy, la receta que hizo famosa la serie El Juego del Calamar

Si tú también terminaste obsesionado con ‘El Juego del Calamar’, la serie coreana de Netflix que ha generado sensación, seguro querrás aprender a preparar el ‘dalgona candy’, los bocadillos que aparecen en el capítulo ‘El hombre del paraguas’.

En el capítulo, los participantes deben escoger uno de los cuatro objetos que estaban pintados en las paredes: triángulo, círculo, estrella y un paraguas. Posteriormente reciben una caja con una galleta de azúcar derretida, un dulce famoso en Corea del Sur en los años 70, el cual deben cuidar no romper.

Este tradicional dulce en realidad se conoce como Ppogi y, de acuerdo con medios extranjeros, en la historia mundial llegaron para amenizar el ambiente que había dejado la posguerra en Corea del Sur, ya que los niños que se habían acostumbrado a los chocolates gratuitos que regalaban los soldados estadounidenses. 

Este dulce que se vendía en las jugueterías o mercados se hizo famoso gracias a que, después de comprarlo, los niños jugaban a tratar de cortar las figuras sin que se rompieran; tal como lo muestra la serie. No obstante, su venta comenzó a ser menos popular a principios de los 2000´s, cuando se popularizó la compra por internet y las jugueterías empezaron a cerrar.

Ahora, gracias a la serie de Netflix y a lo viral que se ha vuelto en redes, los ‘dalgona candy’ poco a poco comienzan a retomar su fama y hoy te vamos a enseñar a prepararlos fácilmente desde casa para que los disfrutes este fin de semana mientras ves la serie de ‘El Juego del Calamar’.

DALGONA CANDY, LLEVA LA RECETA DE ‘EL JUEGO DEL CALAMAR’ A TU COCINA:

Ingredientes:

1 cda de azúcar

1 pizca de bicarbonato de sodio

1 cdta de aceite vegetal

Otras cosas que necesitarás:

1 espátula pequeña de silicona 

Molde para dalgona o moldes para cortadores de galletas

Preparación:

1. Pon a calentar un sartén a fuego medio-alto. Vacía el azúcar y espera a que se derrita mientras remueves.

2. Cuando el azúcar tome color y se caramelice, apaga el fuego y agrega los 2 gramos de bicarbonato. Mueve rápido la preparación.

3. En cuanto comience a espumar, vierte con un cucharón porciones sobre papel para hornear y forma las figuras con los moldes. Eso sí, ¡no las vayas a acortar completamente! Recuerda que lo divertido es intentar hacerlo una vez que hayan quedado listas para disfrutar.

Información: https://www.gastrolabweb.com/

Redaccion Verbofobia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.