Beneficios de la Sandía

 Beneficios de la Sandía

La sandia tiene sus reputadas raíces en África, con la primera cosecha en récord alrededor de 5,000 años atrás en Egipto. Desde ahí germinaron alrededor de Asia y Europa. Colonizadores trajeron semillas al Nuevo Mundo, en donde alrededor de cuatro billones de libras de se producen ahora cada año. Es fácilmente la fruta más amada en América.

Un miembro de la familia de las Cucurbitáceas con – ya adivinó – los pepinos, así como la calabaza y las calabacitas, las Sandías pueden pesar entre dos y 70 libras. Crecen en vainas largas sobre el suelo mientras maduran. Casi siempre de forma alargada y de color verde claro, también se pueden encontrar redondas, con puntos, o rayadas con bandas blancas que corren de una punta a la otra.

Para producir fruta, las sandías necesitan ser polinizadas por abejas mieleras – hasta las sandías estériles, sin semillas. Las vainas pueden crecer de seis a ocho pies en un mes, produciendo las primeras sandías dentro de 60 días. Las sandías maduras crecidas en climas cálidos y asoleados están casi siempre listas para cosecharse dentro de tres meses.

En lugar de ser genéticamente modificadas como mucha gente teme, las sandías sin semillas son híbridos estériles creados al cruzar polen masculino – que contiene 22 cromosomas por célula (haciéndola una planta tetraploide) – con una flor de sandía femenina que tiene 44 cromosomas por célula. Cuando esta fruta madura, las pequeñas semillas blancas contienen 33 cromosomas (una semilla triploide), haciéndola estéril e incapaz de producir semillas.

Redaccion Verbofobia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.