¿SIGUEN ESTANDO EN VIGOR LOS PRINCIPIOS DEL REALFOODING?

 ¿SIGUEN ESTANDO EN VIGOR LOS PRINCIPIOS DEL REALFOODING?

Hace unos años, el Realfooding puso patas arriba la creencia de que hacer dieta es el único camino para adelgazar y estar sano. Con algo tan sencillo como una vuelta a los orígenes, a comer productos naturales y a tener una alimentación equilibrada, huyendo de los ultraprocesados, Carlos Ríos, un joven onubense, nutricionista por vocación y formación, ha logrado convertirse en uno de los referentes de aquellos que buscan comer mejor y tener una salud más férrea.

El Realfooding es solo el nombre “moderno” de una nutrición sana, natural y variada. Los ultraprocesados son atacados en este movimiento y la cesta de la compra cambia. Pero lo importante es el objetivo: cuidar la alimentación para cuidar la salud. Sin embargo, muchas personas lo juzgaron en su momento y afirmaron que solo se trataba de una moda más y que la “burbuja” del Realfooding terminaría explotando y perdiendo interés, como casi todo. Bien, ya ha pasado el tiempo y ya podemos valorar si realmente esto se trataba de una moda pasajera o si ha llegado para quedarse. Spoiler: el Realfooding sigue entre nosotros (y ya no se irá).

Este es uno de los principios del Realfooding que más impacto ha tenido en la población y que, al no tratarse de una dieta estricta, ha hecho que se cambien las miras y que realmente tengamos unos nuevos hábitos. La lista de la compra es el punto de partida, donde todo comienza, la razón por la que, cuando estemos en casa, podremos comer mejor o peor. Y no solo hablamos ya de engordar o adelgazar (que también), especificamente nos referimos a SALUD. Porque, por mucho que nos empeñemos en pensar lo contrario, no es comparable comer alimentos naturales que alimentos ultraprocesados. Y este es el principio del Realfooding que más ha calado: revisar la etiqueta nutricional de los alimentos para saber lo que comemos, detectar si estamos ante un buen procesado o un ultraprocesado y valorar no solo a nivel calórico, también tener en cuenta el contenido en grasas, sal, proteínas, etc. El Realfooding, si tuviéramos que resumirlo en una sola acción, sería en esta: comprar productos naturales o buenos procesados y eliminar por completo de la lista de la compra los ultraprocesados que afectan a la báscula, pero también a nuestra salud.

Redaccion Verbofobia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.