El té de moringa podría mejorar su energía y bienestar

 El té de moringa podría mejorar su energía y bienestar

Quizás, algunas personas en los Estados Unidos no conocían nada sobre la Moringa oleifera hasta hace poco, sin embargo, durante siglos se ha utilizado como una medicina herbal tradicional. De hecho, ha sido mencionada en Annals of Ayurvedic Medicine, uno de los sistemas médicos más antiguos del mundo, como un remedio para más de 300 enfermedades.

Una de las formas de aprovechar sus beneficios es sumergir las hojas en agua caliente con el fin de crear un té energizante que proporciona una amplia gama de nutrientes. No deje de leer y descubra más información sobre los beneficios del té de moringa, así como su perfil nutricional y las formas en que puede prepararlo en casa.

¿Qué es el té de moringa?

El té de moringa proviene de las hojas de la Moringa oleifera, un árbol originario de las regiones circundantes al Himalaya como la India, Pakistán, Bangladesh y Afganistán, pero que ahora se cultiva comúnmente en diversas áreas tropicales y subtropicales del mundo entero.

La moringa, también conocida como «árbol de rábano picante» y «árbol de baqueta», ha sido denominada como un «árbol milagroso» por sus posibles propiedades medicinales. Además, obtuvo el rango de súper alimento, gracias a su extenso contenido nutricional, que puede obtener incluso después de preparar sus hojas como té. Algunos de estos nutrientes son:

Vitamina B6

Hierro

Potasio

Vitamina C

Riboflavina

Proteína

Vitamina A

Calcio

Flavonoides (como quercetina y kaempferol)

Para hacer té de moringa, las hojas recién cosechadas deben secarse a temperatura ambiente con el fin de retener sus valiosos nutrientes antes de que sean machacadas, pulverizadas o trituradas en pedazos sueltos.

Estas hojas sueltas pueden sumergirse tal cual, o bien, puede colocarlas en bolsas de té. En lo que respecta a su sabor, se dice que el té puro de moringa tiene un ligero sabor a «planta» o tierra, aunque sin la amargura de la col rizada, también conocida como kale, o el picor de la arúgula.

He aquí muchos de sus beneficios

Los beneficios del té de Moringa oleifera se atribuyen a su rico perfil nutricional. Y muchos no solo están respaldados por creencias tradicionales, sino también por investigaciones científicas. Para tener una visión más certera de los aspectos en que nos puede servir el té de moringa, consulte algunos de sus posibles beneficios que se muestran a continuación:

Ayuda a combatir los radicales libres – La moringa es una excelente fuente de antioxidantes,7 como la vitamina C, betacaroteno, quercetina8 y ácido clorogénico, los cuales pueden ayudar a combatir el daño oxidativo causado por los radicales libres.

Ayuda a mejorar la salud gastrointestinal – La moringa tiene propiedades antibacterianas,10 que pueden ayudar a mejorar la flora intestinal y aliviar los problemas digestivos relacionados con las bacterias, como la gastritis y úlceras.

Ayuda a regular sus niveles de glucosa – Los estudios demuestran que consumir 50 gramos de hojas de moringa puede ayudar a reducir los niveles de glucosa en los pacientes con diabetes hasta en un 21 %.

Ayuda a reducir la inflamación – Los flavonoides, ácidos fenólicos e isotiocianatos que se pueden obtener del té son útiles para aliviar la inflamación, la cual puede ser una precursora de las enfermedades crónicas.

Ayuda a reducir los efectos de la toxicidad por arsénico – De acuerdo con diversos estudios con animales, las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de la moringa pueden ayudar a prevenir los riesgos causados ??por la exposición prolongada al arsénico, un poderoso carcinógeno que puede absorberse del agua y alimentos contaminados.

Ayuda a mantener un sistema cardiovascular saludable – De acuerdo con MindBodyGreen, el polvo de Moringa puede ayudar a mejorar su salud cardiovascular, ya que ayuda a frenar la formación de placa en las arterias, lo que reduce los niveles de colesterol y regula los lípidos en la sangre.

Además de los beneficios que hemos mencionado, el té de moringa también puede ayudar a mantener una función hepática saludable18 e incluso puede mejorar la función cerebral19, lo que puede ser beneficioso contra la enfermedad de Alzheimer.

Imagen: Freepik

Verbofobia Redacción

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.