Cambios de estilo de vida son clave para retrasar o prevenir la diabetes tipo 2

 Cambios de estilo de vida son clave para retrasar o prevenir la diabetes tipo 2

En los Estados Unidos, aproximadamente el 10 por ciento de la población tiene diabetes tipo 2. Y lo que es más sorprendente aún: casi una de cada cuatro personas con diabetes no sabe que tiene la enfermedad.

Estos y otros datos se incluyen en un informe del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK, por sus siglas en inglés). El tercer informe sobre «La diabetes en Estados Unidos», publicado este último verano, tiene datos de interés para todos.

¿Cree que usted o un miembro de su familia podría tener diabetes tipo 2? Lea nuestro resumen con los datos y consejos de estilo de vida del informe y de MedlinePlus.

Resumen

La diabetes es una enfermedad grave que ocurre cuando la glucosa o azúcar en la sangre está demasiado alta. Este exceso de glucosa afecta la forma en que el cuerpo utiliza los alimentos para obtener energía y crecer.

En la diabetes tipo 2, el cuerpo no produce suficiente insulina o no la utiliza eficazmente. La insulina, una hormona producida por el páncreas, ayuda a que la glucosa pase de la sangre a las células, donde se utiliza como fuente de energía. Cuando no hay suficiente insulina, llega poca glucosa a las células y en cambio se acumula en la sangre. Con el tiempo, este exceso de glucosa en la sangre puede causar problemas de salud.

Aunque la diabetes no tiene cura, se pueden tomar medidas para controlarla con medicación y haciendo cambios de estilo de vida.

Síntomas de diabetes tipo 2

Aunque las personas con diabetes generalmente tienen síntomas, muchas veces los ignoran o les restan importancia. Algunos síntomas de la diabetes son:

Tener más sed y orinar más

Tener más hambre

Cansancio

Visión borrosa

Entumecimiento u hormigueo en las manos o los pies

Lastimaduras que no sanan

Bajar de peso sin intentarlo

Causas

Se puede tener diabetes tipo 2 a cualquier edad, incluso en la infancia. Sin embargo, este tipo de diabetes ocurre más a menudo en personas de mediana edad y mayores. La diabetes tipo 2 es el tipo más común de diabetes. Algunos de los factores que aumentan la probabilidad de tener esta enfermedad son: antecedentes familiares de diabetes, presión arterial alta, sobrepeso u obesidad y falta de actividad. Las mujeres con antecedentes de diabetes gestacional, que puede ocurrir durante el embarazo, también tienen un riesgo mayor.

Es más común en afroamericanos, nativos de Alaska, indígenas americanos, personas de origen asiático, latinos, hawaianos y nativos e isleños del Pacífico.

El médico de atención primaria suele diagnosticar y tratar la diabetes tipo 2. Sin embargo, puede enviar al paciente a un endocrinólogo, un especialista en diabetes.

Complicaciones

Los niveles altos de glucosa en la sangre pueden causar daños graves en el cuerpo, por ejemplo:

  • Enfermedad del corazón y ataque cerebral
  • Enfermedad de riñón
  • Problemas de la vista
  • Problemas de los pies
  • Daño a nervios
  • Problemas sexuales y de vejiga
  • Enfermedades de las encías y otros problemas dentales

Prevención

Hay buenas noticias para las personas en riesgo de diabetes tipo 2. Según los resultados de un estudio de investigación del Programa de Prevención de la Diabetes del NIDDK, la enfermedad se puede prevenir o retrasar haciendo cambios saludables de estilo de vida. Esto incluye a las personas con prediabetes. Prediabetes significa que los niveles de glucosa en la sangre están por encima lo normal pero no tan altos como para considerarse diabetes.

Las medidas pequeñas, como comer menos y moverse más para bajar de peso, pueden ayudarle a prevenir o retrasar la diabetes tipo 2 y los problemas de salud relacionados. La clave es preguntarle a su médico o profesional de la salud qué puede hacer para prevenir la diabetes tipo 2.

  • Fíjese un objetivo de pérdida de peso. Si tiene sobrepeso, propóngase un objetivo que sea capaz de alcanzar. Trate de bajar al menos un 5 a un 10 por ciento de su peso actual. Por ejemplo, si pesa 200 libras, el 10 por ciento serían 20 libras.
  • Siga un plan de alimentación saludable para bajar de peso. La investigación muestra que la diabetes tipo 2 se puede prevenir o retrasar bajando de peso con un plan de alimentación que tenga menos calorías y haciendo más actividad diaria.
  • Muévase más. Comience poco a poco y aumente gradualmente hasta hacer al menos 30 minutos de actividad física como caminar a paso rápido, cinco días por semana.

Fuente: Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.